Últimas publicaciones en Ángeles en la Casa

¿Cómo nos preparamos para la Guía Divina?

La Guía Divina puede darse desde muchos niveles, desde el más superficial hasta el más complejo y profundo. Dependerá de nuestro grado evolutivo, de purificación y de conciencia. Por eso la Guía Divina se manifiesta como una experiencia distinta para cada quien, porque cada quien está en diferentes niveles de conciencia, de patrones vibratorios, de preparación, de purificación y de experiencia almática.
Toda petición debe ir pura, desde el corazón, con un solo propósito: el de estar alineados con el camino que venimos a recorrer al planeta según los designios y acuerdos que hicimos como almas antes de entrar al planeta a través de un cuerpo físico.
Muchas veces nuestras peticiones contradicen el lugar, las acciones, las experiencias y las vivencias que nuestra alma decidió, en libertad, venir a tener aquí y es por eso que sentimos que las respuestas nunca llegan.
Sin embargo, las respuestas llegan siempre, pero estamos tan obsesionados con resultados específicos de acuerdo a lo que nosotros imaginamos que es lo mejor para nosotros, que cuando las respuestas llegan, no estamos en capacidad de verlas pues nuestra atención está enfocada en un solo punto lo cual nos impide ver otra cosa más que el punto en el que estamos enfocados.
Perdemos de vista que aquello que pedimos deberá cazar, como pieza de rompecabezas, en un contexto mucho más amplio y magnificente del que creemos al momento de hacer nuestra petición. Es por eso que todo aquello que pedimos debe ser considerado como algo que va a tener impacto en toda nuestra vida, en la vida de los seres que nos acompañan y en la vida del planeta, y al ser así, yo sugiero agregar, a toda petición, la frase:
“Pido esto, si es para mi mayor y más alto beneficio y el de quienes me rodean, de acuerdo a Tu voluntad y al bienestar de mi Alma”.

Leer más...

Oración Pidiendo Iluminación para Escuchar la Guía Divina

A continuación, le ofrezco una Oración que puede utilizar cada día, pidiendo iluminación y entendimiento en la Guía Divina que recibe:

Amado Creador de Todo lo Que Es

Es en Ti mi Luz y es mi Luz en Ti

Son Tus Ángeles de Luz conmigo

Ilumina mi ser para que yo sepa escucharlos y entender sus mensajes.

Enséname lo que se siente discernir los mensajes de luz de los que no lo son.

Que todo mensaje que venga a mi, esté anclado en Tu amor.

Gracias, gracias, gracias.

En el nombre de Jesús,

Amén.

Leer más...

Características y Diferenciación Entre la Guía Divina y la Guía Falsa

Por su propio bienestar, es vital que aprenda a diferenciar entre lo que es la Guía Divina y la Guía Falsa.

Llamamos guía falsa a toda guía que no viene de la Luz. Esto significa que puede venir de entidades no identificadas, de nuestro ego (que siempre ve el placer personal y a corto plazo antes de considerar las consecuencias a largo plazo para nosotros mismos y para quienes nos rodean), o bien, guía de otras personas en nuestra vida, las cuales tienen agendas personales y que desean manipularnos a través de sus consejos y opiniones.

La Guía Divina, es pura, viene del amor, y de la luz.

Si sigue este enlace, encontrará una página con las diferencias específicas entre los dos tipos de guía, para que se vaya entrenando y cada vez que recibe Guía Divina, se pregunte si realmente viene de la luz, o si bien es una Guía disfrazada de luz:

http://tocandocielo.com/tienda/angeles-en-la-casa/la-guia-divina-y-la-guia-falsa/

Leer más...

¿Cuál es el lenguaje de la Guía Divina?

En nuestra humanidad, creemos que la Guía Divina va a llegar y a establecer contacto con nosotros tal y como lo harían otros seres humanos, pero debemos recordar que la Guía Divina muchas veces llega en forma de energía sublime y a través de diferentes manifestaciones. La Guía Divina es la Energía y la Luz de Dios vibrando en nosotros y por lo tanto, es importante estar atentos y guardar silencio para recibirla.

Recuerde que la Comunión con Dios es la forma de recibir información, asistencia y sanación. Cuando usted hace espacio y crea momentos de comunión, usted crea espacio para manifestar un estado de unidad con la Guía Divina y con su poder ilimitado. Cuando se sienta atorado en alguna parte de su vida, pare, respire, cierre sus ojos por un momento y luego pida al Espíritu Santo que le recuerde su presencia. Este momento de unión o vínculo es todo lo que necesita para saber qué dirección tomar.

La Comunión, es el punto o apertura para las revelaciones. La comunión se hace en un instante espontáneo o a través de un momento específico para esto. En la comunión pedimos recibir conocimiento profundo sobre alguna cosa, intuiciones, revelaciones, ideas, entendimiento, y claridad. La información de Dios viene a través de momentos que apartamos para comulgar con Él y hacerle preguntas. Mi recomendación es que usted cree una intención de luz de entrar en un estado de comunión en forma diaria. La clave está en dedicar un período de tiempo específico para escuchar a Dios. El marco de tiempo puede durar desde algunos minutos, una hora, o varios días o semanas. Yo sugiero que usted cree la intención de recibir Guía Divina directamente de Dios o de los Seres de la Luz que trabajan para el plan divino, y luego darle al Espíritu el tiempo que sea necesario, sea el que sea, para que se manifieste.

La Guía Divina viene a nosotros de diferentes formas:

Visiones, imágenes o en dibujos mentales: Podemos recibir visiones como si fueran una película mental o muestras visiones pueden venir como tomas rápidas de ciertas imágenes o escenarios. Estas visiones pueden ser simbólicas y pueden venir también en forma de sueños.
Sonidos, voces y palabras: Dios y sus ángeles pueden hablarnos a través de una voz clara que escuchamos como si fuera una voz humana e incluso pueden llamarnos por nuestro nombre. Esta voz puede sentirse fuera o dentro de nuestra cabeza y puede escucharse también como si fuera nuestra propia voz.
Sentimientos y corazonadas: La Guía Divina puede venir a nosotros como corazonadas, sensaciones físicas e incluso, a través de olores.
Pensamientos, ideas y certezas internas: La Guía Divina puede llegar a nosotros a través de información que viene desde la inteligencia universal y que se manifiesta a través de nuestra propia inteligencia e intuición.

Identifique todas las señales, mensajes, coincidencias, y conexiones que recibe en respuesta a sus oraciones. Documente estas revelaciones en un Diario de Respuestas Sagradas, y verá cómo es guiado maravillosamente a todo lo que su alma necesita.

Leer más...

¿Por Qué a Veces Nos Cuesta Escuchar y Entender la Guía Divina?

Aunque Dios nos habla constantemente, no siempre somos conscientes de su orientación. Hay muchas razones para ello:

• No sabemos cómo suena, cómo se siente, o como se ve la orientación Divina.
• Tenemos miedo de ser controlados por Dios, por lo que deliberadamente bloqueamos la Guía Divina.
• Creemos en otra cosa, una alucinación o una ilusión.
• Nuestro Espíritu está herido y resentido con Dios. (Cuando nacemos, nuestra experiencia de lo Divino es fuerte y amorosa, pero conforme vamos creciendo, las experiencias traumáticas que vamos viviendo nos alejan de Dios. Estas experiencias traumáticas, van dejando heridas dolorosas que nos hacen sentirnos separados y solos, olvidados y sin importancia; y crean barreras para la conexión íntima y amorosa con Dios hasta que, para muchos, la conexión se hace débil o muere y no saben qué hacer al respecto. Algunas personas, se amargan y se enojan y entonces, niegan la realidad de la existencia de Dios, otros, pierden la esperanza y su fe).
• Tenemos miedo de fracasar cuando la Guía Divina nos pide abrir nuestras alas y volar.
• Tenemos miedo del éxito, porque no nos sentimos merecedores de la bondad hacia la cual la Guía Divina nos está dirigiendo.
• Tememos que Dios nos va a reprender, sancionar o manipularnos si le escuchamos.
• Nuestras mentes están obstruidas con juicio y falta de perdón hacia nosotros mismos y otras personas.
• Los intensos sentimientos de amor que vienen cuando nos conectamos con Dios son, muchas veces, abrumadores, y tememos sentirnos así pues en el pasado, quizá hemos experimentado que el amor conduce a dolor.
• No hemos pedido la Guía Divina. La ley del libre albedrío dice que Dios y sus ángeles no pueden intervenir en nuestras vidas a menos que lo pidamos (con la excepción de una situación que pone en peligro nuestra vida).
• Queremos una respuesta diferente a la que recibimos de la Guía Divina.
• Se desvía nuestra atención porque estamos demasiado ocupados, estresados, cansados, o bajo la influencia de los productos químicos tales como la cafeína, el alcohol, la nicotina y otras drogas.

Afortunadamente, una vez que identificamos y levantamos estos temores y reservas, logramos escuchar con facilidad la Guía Divina.
Lo invito a identificar cuál o cuáles de estos aspectos, están interrumpiendo su habilidad de conectarse, escuchar y entender los mensajes que la Guía Divina le trae cada día.
Una vez que los ha identificado, entre en oración y pida:

Amado Padre, envía tus Rayos de Luz sanadora y saca, cancela y libera en mi, estos bloqueos, creencias, y formas erróneas de ver la vida que no me permiten estar en conexión constante contigo, con Tu gracia, con tus bondades y tu Guía Divina.

Sáname Padre y sustituye este código erróneo con el correcto para que pueda yo escucharte, entenderte y tomar las acciones que debo tomar con base en lo que me inspiras a Ser.

Si a Tu Guía Divina

Si a Tu Amor,

Si a Tus bondades,

Si a Tu Camino

Si a Tu Luz en mi.

En el nombre de Jesús,

Amén.

Quédese un instante y vea con el ojo de su mente, cómo los Rayos Sanadores de Dios, descienden sobre usted sanando todo bloqueo que le impide estar en sintonía con la Guía Divina. Abra sus ojos hasta que sienta que ha sido limpiado completamente y vea que los Rayos Sanadores se han aquietado.

Leer más...

¿Qué Es La Guía Divina?

Nuestras vidas siempre tienen la posibilidad de cambiar y sanarse de manera milagrosa cuando desarrollamos una estrecha relación con lo Divino.
Podríamos ver a la Guía Divina como la corriente de la Gracia de Dios que invariablemente se genera en el amor.
La Guía Divina es en si misma, amor en movimiento, continuamente a nuestra disposición y lista para se usada para nuestro mayor beneficio.
Podríamos decir que el desbordamiento de este amor crea una corriente divina a la cual podemos acceder en cualquier situación, por cualquier razón. Y cuando permitimos que el amor haga su trabajo, es la forma más rápida de crear sanación energética en todos los niveles.
En otras palabras: la Guía Divina es información que viene directamente de la mente de Dios hacia nosotros.
Todo el mundo, sea cual sea su trasfondo espiritual, religioso o educativo, puede recibir comunicaciones claras desde el reino espiritual divino. Todos podemos aprender a diferenciar las verdaderas comunicaciones divinas de la voz de la imaginación o del ego. Sólo tenemos que entender claramente distinciones entre los dos.
Nuestro amado Creador y sus Ángeles nos dan respuestas fiables a nuestras preguntas más apremiantes, más personales, más profundas. Todo lo que necesitamos, es hacer la pregunta correcta, entender las respuestas que vienen a nosotros y actuar sobre ellas.

Amado Padre,
Enséñame Tu definición y entendimiento de lo que es la Guía Divina,
Enséñame lo que se siente recibir Tu Guía sabia y bondadosa,
Enséñame que es posible para mi recibirla y entenderla,
Enséñame cómo recibirla.
Es mi intención de luz abrir brecha en mi ser para que tu energía sanadora y guiadora se manifieste sin obstáculos puestos por mi, por mis temores, mis dudas y mis inseguridades.
Yo elijo aquí y ahora, abrirme a Ti en entrega, en humildad, en desapego de lo que creo que es cierto, y permito que seas Tu quien dirija mi vida.
Pongo mi mente, mi corazón, mi intuición, mi intención y mis acciones al servicio de Tu bondad, de Tu sabiduría, de Tu Guía Divina para que yo pueda entonces transitar el camino de luz que me permite vivir una vida de bien y en bienestar.
Te amo,
Te recibo
Te admito
Te permito
Gracias Padre, gracias, gracias, gracias.
En el nombre de Jesús,
Amén.

Leer más...

La Oración Silenciosa: Encontrándose con Dios en Silencio

Este tipo de oración es en mi opinión la más poderosa e íntima. Aquí, nos sentamos en silencio a encontrarnos con Dios, mostrándole lo que hay en nuestro corazón, sin palabras de ningún tipo. Esto es lo que yo llamo Una Cita Con Dios, en la cual uno voluntariamente permite la desnudez de alma, corazón y mente ante El-Ella.

Es como estar con un enamorado, viéndose a los ojos por largo tiempo y permitiendo que las emociones salgan a flor de piel.

En esta oración podemos sentir muchas cosas que podrían no tener explicación.

Es una invitación para el Espíritu Santo, un encuentro en la Gracia de Dios. El llegará cuando llegue.

No hay agenda, ni necesidad, ni deseo de cambiar nada. Todo es tal y como es.

Ejercítes en la Oración Silenciosa, lo invito a decir “Sí” a una cita en absoluto silencio, con Dios.

Leer más...

La Oración de Intercesión: Orando en Nombre de Otra Persona

La Oración de Intercesión es una Oportunidad para solicitar el orden divino. Es una oportunidad para poder actuar como un poder espiritual, orando en nombre de otros cuando ellos no pueden orar por si mismos. Este es un regalo maravilloso que el otro quizá nunca sepa que usted le dio. Es una oración con la persona ausente que puede estar muy enferma, o incapacitada para extender su mano al espíritu santo por si mismos.

Ejemplo de una Oración de Intercesión: (Este es un ejemplo que se enfoca en un grupo grande de personas, pero usted puede crear la suya propia, dirigida a alguna persona en particular, cuidando de no incluir su propia agenda de lo que usted quisiera o cree que debe pasar, usted está solamente intercediendo y suspendiendo así sus intereses, creencias y expectativas personales).

Hoy paro un momento para vaciarme de mi, de mis necesidades, mis expectativas, mis propios sufrimientos y preocupaciones, y ofrecer mi ser en oración para orar en nombre de todos aquellos que no pueden orar por si mismos. Entrego este regalo maravilloso sabiendo, y sin importarme, que el otro quizá nunca sepa que se lo di. Hoy pido en nombre de toda persona ausente que puede estar muy enferma, o incapacitada para extender su mano al Espíritu Santo por si misma.

Amado Creador, estoy aquí, vacía de mi, pidiendo Tu misericordia, Tu amor incondicional y Tu gracia para todas aquellas personas en el planeta Tierra que están muy enfermas, débiles, o incapacitadas de cualquier forma: física, emocional o mental, que no pueden extender su mano al Espíritu Santo.

Sea en ellas Tu Luz, Tu Presencia Santa.

Descarga en ellas, Tu amor incondicional y todo aquello que sea Tu voluntad, para su mayor y más alto beneficio y el de quienes les rodean.

Pido esto en nombre de ellas, con gran amor y en asombro de Tu grandeza.

Gracias Padre, gracias, gracias, gracias. Sea en este Planeta Tu Luz.

En el nombre de Jesús.

Amén.

Leer más...

La Oración de Compasión: Vaciándose de Uno Mismo Para el Beneficio de Otro

La Oración de Compasión puede ser usada cuando alguien o algo fuera de nosotros mismos necesita nuestra ayuda. Ya sea que la persona sea un miembro de la familia, un amigo, un cliente, un extraño en la calle, o un animalito, esta es la oración que nos prepara –en un instante sagrado- para hacernos disponibles para otros.

La compasión, (la cual no debe ser confundida con la lástima), es el compartir del amor y apoyo, con discernimiento y respeto. La compasión nos invita a estar libres y limpios de distracciones y de agendas personales al momento de pedir por otros.

La compasión ocurre cuando nos cuidamos a nosotros mismos y a otros simultáneamente (no llama al sacrificio, ni a la manipulación, ni al martirismo) nutriendo el amor propio y la honra propia que nos permitirá verdaderamente estar presentes ante la necesidad de los otros y poder relacionarnos con el proceso de ayuda con las fronteras claras y el discernimiento que es necesario para poder ayudar a otros auténticamente.

La Oración de Compasión nos alinea con nuestro ser interior más alto y desarrollado y nos permite un encuentro con el otro y con su situación en claridad y presencia.

Desde este lugar entonces, no tratamos de hacer por el otro lo que él debe hacer por si mismo, en vez, esta oración nos dirige a la acción correcta de nuestra parte y la actitud que se necesita para ayudar a la otra persona con un corazón abierto.

(Alguien pasando una enfermedad, alguien en medio de una crisis familiar, alguien con problemas de matrimonio, etc.)

Ejemplo de una Oración de Compasión: (Después de leer esta oración, lo invito a crear sus propias oraciones de compasión por todo aquello que a usted le duele ver que otros pasan en el mundo. Que sus oraciones sean hechas desde el amor y la luz. No desde la angustia).

Oración de Amor por Todos Aquellos que Sufren bajo la Esclavitud en el Mundo
Hoy paro un momento para vaciarme de mi, de mis necesidades, mis expectativas, mis propios sufrimientos y preocupaciones, y ofrecer mi ser en oración para pedir en nombre de todos aquellos que en el mundo sufren bajo el yugo de la esclavitud en todas sus formas.
Amado Creador, estoy aquí, vacía de mi, pidiendo Tu misericordia, Tu amor incondicional y Tu gracia para todas aquellas personas en el planeta Tierra que sufren bajo el yugo de la esclavitud sin esperanza de vivir en libertad.
Sea en ellas Tu Luz, Tu Presencia Santa.
Pido amado Padre, que descienda sobre ellas el Espíritu Santo brindando una salida, brindando esperanza, brindando descanso, brindando libertad, brindando la fuerza de Tu amor y Tu bondad.
Descarga en ellas, Tu amor incondicional y todo aquello que sea Tu voluntad, para su mayor y más alto beneficio y el de quienes les rodean.
Invoco los ejércitos de Tus ángeles para que los rodeen de sus rayos sanadores y amorosos. Para que brinden consuelo, ayuda, y alivio y los abracen en su energía abriendo las puertas, y los procesos para crear el camino seguro hacia su libertad.
Pido esto en nombre de todos estos hermosos seres humanos, con gran amor y en asombro de Tu grandeza.
Gracias Padre, gracias, gracias, gracias.
Sea en este Planeta Tu Luz, especialmente en todos aquellos que sufren.
Gracias Padre, gracias, gracias, gracias.
En el nombre de Jesús.
Amén.

Leer más...

La Oración de Alegría y Júbilo: Una Expresión Espontánea de Gratitud

A diferencia de una oración de petición o de invocación para sanar, o de guía, ahora expresamos gratitud a la fuente de toda vida. Ya sea que dirijamos esta oración a nuestra alma, nuestro espíritu, muestro ser superior, a nuestro Ángel de la Guarda, o a nuestro amado Creador, la oración de Alegría y Júbilo es una oportunidad para apreciar nuestro aprecio y gratitud que sentimos como una burbuja en nosotros que necesita salir. Esta oración es una oración de celebración, por las bendiciones en su vida. Como sale espontáneamente desde las profundidades de su corazón, ¡usted sabrá exactamente qué decir y cuándo!

Ejemplo de una Oración de Alegría y Júbilo

Amado Padre mío,
Gracias por la luz de esta mañana que con su dulzura me dio la bienvenida a un dia más.
Gracias Padre, por todas tus bondades para conmigo y los míos. Gracias por cada una de las células, órganos y sistemas de mi hermoso cuerpo, gracias porque puedo moverme, respirar y ser en el mundo.
Gracias amado Padre, porque me das el poder de crear, de soñar, de visionar, de crecer, de expandir mi ser y sentir amor.
Gracias Padre, por sostenerme la vida, por tus dulzuras, por la abundancia con la que me rodeas. Gracias por permitirme habitar en este hermoso Planeta y por cada persona con quien me encuentro en mi camino.
Gracias por cada pedazo de comida que toca mi boca, por cada ropa que cubre mi cuerpo, por cada moneda que llega a mis manos.
Gracias por enseñarme y guiarme mientras camino. Gracias por enviar a tus ángeles a acompañarme e inspirarme. Gracias por tu protección y porque me das el regalo de Tu amor, de Tu misericordia, de Tu poder creador, de Tu bondad.
Gracias Padre por todo aquello que no entiendo, por aquello que si bien me ha dolido y me duele, me ha enseñado algo bueno.
Gracias por todo aquello que aún no tengo resuelto, por todo aquello que me tiene confundida, gracias por todo aquello que no puedo controlar ni entender, pues se que es parte de mi vida, y que contigo a mi lado, puedo confrontar y resolver en su momento.
Gracias, gracias, gracias Padre por el sentido del humor, por mi risa, por mis amigos, por los momentos sagrados, por las bellas plantas y todos los animales del planeta que cooperan en una sinergia perfecta de la vida.
Gracias, gracias, gracias, gracias Padre, por todo lo que se y por lo que no sé, por lo que he hecho y por lo que he dejado de hacer.
Gracias por mis logros y por mis fracasos, gracias por tanto amor, tanta alegría, tanta prosperidad, tanto de todo.
¡En Ti me regocijo, me alegro, me contento, me lleno de felicidad!
Gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias….
Amén.

Leer más...
Página 5 de 25« Primera...34567...1020...Última »
Tocando Cielo® todos los derechos reservados
Website Security Test